Falsos mitos sobre la odontología

687 279 735
Falsos mitos sobre la odontología

Los implantes dentales en Cádiz, como casi todo lo relacionado con la odontología, no están exentos de falsos mitos que alguien algún día inventó sin conocimiento de causa. Sobre los implantes existe la creencia errónea de que pueden provocar alergias o rechazos, algo que no es cierto porque están hechos de titanio, un material biocompatible con el organismo. Lo que sí puede ocurrir, y lleva a confusión, es que no se consiga la oseointegración adecuada, pero será provocada por problemas técnicos de la cirugía o del paciente.

Pero no es el único mito sobre la odontología que en Astar Dent hemos tenido que desmentir a nuestros clientes. Por ejemplo, que durante el embarazo, las mujeres no deben ir al dentista. De hecho, es todo lo contrario, porque los cambios orgánicos y hormonales pueden provocar la aparición de caries y enfermedades periodontales, por lo que se recomienda la visita al dentista durante el periodo de gestación. Otro mito, el de los que son reacios a cepillarse los dientes, que asegura que comer chicle realiza la misma función que el cepillado. Es cierto que masticar chicle favorece la segregación de saliva que, después de las comidas, frena el ataque ácido, pero en ningún caso puede sustituir al trabajo de un correcto cepillado con dentífrico e hilo dental.

Si hay mitos sobre implantes dentales en Cádiz, también existen falsas creencias sobre que el mal aliento es genético, algo falso, porque la mayor parte de los casos de halitosis desaparecen al realizar una correcta higiene dental. O la falsa creencia de que las higienes completas que se realizan en las clínicas dentales, dañan el esmalte. Los dentistas utilizan aparatos específicos y probados científicamente que no afectan en ningún caso al diente y sólo rompen el sarro y eliminan la placa bacteriana.


haz clic para copiar mailmail copiado