Historia de los implantes dentales

687 279 735
Historia de los implantes dentales

Que los dientes son un elemento indispensable para el ser humano es algo que cualquiera que acuda a hacerse implantes dentales en Cádiz ya sabe. Indispensables para comer, porque trituran la comida, pero, además, con una función social fundamental, ya que dan armonía a la cara.

Por este motivo, verse privado de una pieza puede resultar un problema. Tanto es así, que el primer implante del que se tiene constancia data del Neolítico, hace 9000 años, y consistía en una falange de un dedo insertado en el lugar que, antes, ocupaba un diente. Afortunadamente, los tiempos han cambiado y los implantes dentales en Cádiz son bastante más modernos.

Los mayas también realizaban implantes dentales, en este caso eran conchas marinas lo que colocaban en las bocas de los pacientes. Aunque, a pesar de la importancia que a lo largo de la historia siempre han tenido los dientes, la evolución de la implantología no ha sido lineal existiendo épocas en las que apenas se practicaba.

Durante la Edad Media la importancia que se daba a los dientes era más social que fisiológica. En esta época era habitual implantar en las bocas de los nobles piezas compradas, o robadas, a los miembros más pobres de la sociedad. Si bien, el alto número de infecciones que se contraían mediante este método hizo que pronto quedara relegado al olvido.

En la época actual, fue el Dr. Branemark quien dio origen a las técnicas que utilizamos actualmente al descubrir, accidentalmente, una forma de pegar un trozo de metal al hueso. Fue en 1965 cuando, por primera vez, se implantó en un ser humano una pieza por el sistema de Branemark. A partir de este descubrimiento los expertos han ido perfeccionando la calidad y el anclaje de los implantes. En la clínica Astar-Dent contamos con los mejores especialistas en implantes, no dudes en consultarnos lo que necesites saber.

haz clic para copiar mailmail copiado